• AANA APEx Banner For AAA Website

Editorial

ARTROSCOPIA | VOL. 25, N° 3 | 2018


EDITORIAL


El oportunismo y la debilidad del oponente
El oportunismo es una forma específica de responder a las oportunidades. Pero a veces el oportunismo es definido como la habilidad de capitalizar los errores de otros, utilizar oportunidades creadas por los errores, debilidades o distracciones de los oponentes.
Si buscamos el significado de la palabra riesgo, encontramos que es una medida de la magnitud de los daños frente a una situación peligrosa, el riesgo se mide asumiendo una determinada vulnerabilidad frente a un peligro. Cuanto mayor es la vulnerabilidad, mayor es el riesgo.
En epidemiología un factor de riesgo es toda circunstancia o situación que aumenta las probabilidades de una persona de contraer una enfermedad o cualquier otro problema de salud.
Solo si unimos estas palabras: Oportunismo, Riesgo y Vulnerabilidad podremos comprender, reflexionar y aprender acerca los errores cometidos y trabajar hacia el futuro en la elaboración de estrategias conjuntas que nos ayuden a no volver a cometerlos y, sobre todo, a no crear una nueva situación de vulnerabilidad que pueda ser aprovechada por el oportunista de turno.
El Dr. Jorge Santander, ex presidente de la Asociación Argentina de Artroscopia, el Dr. Daniel Estambulian, médico infectologo director del FUNCEI y un grupo de reconocidos infectologos nacionales e internacionales, sanitaristas, especialistas en esterilización, enfermeras y especialistas en control de infección, aportan a este número de la Revista “Artroscopia” una tremenda y catastrófica realidad con su “Investigación epidemiológica acerca de la Osteomielitis por Mucorales asociada a la plástica artroscópica del Ligamento cruzado anterior”, 40 casos registrados desde el 2005 al 2017 en doce jurisdicciones de la Argentina.
Es importante destacar que todos los casos descriptos son registrados en Instituciones privadas, con una prevalencia de un caso por millón de habitantes, no habiendo en la bibliografía internacional ningún reporte de semejante número de pacientes inmunocompetentes afectados por este tipo de hongo oportunista.
Dejo a los autores las conclusiones de esta importante investigación y a los lectores el análisis y la puesta en marcha de las recomendaciones propuestas a partir de la detección de múltiples prácticas que favorecen la contaminación de la cirugía con hongos filamentosos.
Definitivamente no es esperable la Mucormicosis en pacientes inmunocompetentes post-reconstrucción artroscópica del Ligamento Cruzado Anterior.
Que pasó, donde nos hicimos vulnerables, que contexto nos llevó a correr riesgos innecesarios, que procesos descuidamos, que medidas preventivas ignoramos.
Será que nos aletargamos y nos mimetizamos en la cultura de la mediocridad y del conformismo, aceptando las reglas de juego propuestas por los burócratas y administrativos de turno que detrás de un escritorio deciden por nosotros que técnica quirúrgica utilizar y con qué implantes fijar, sin haber vivido quizás nunca la experiencia de un ambiente quirúrgico.
Será que aceptamos con resignación las innumerables crisis económicas que azotan nuestra región, provocando una evidente falta de inversión de las instituciones privadas de salud y de las ortopedias encargadas de distribuir implantes e instrumental, que muchas veces corren de quirófano en quirófano sin los tiempos necesarios para el debido proceso.
Será que aceptamos lo inaceptable, nos creemos grandes pilotos de tormenta navegando en la adversidad de las devaluadas instituciones de salud argentinas en donde justamente la salud es solo una unidad de negocio y no una prioridad de excelencia.
Será que no somos lo suficientemente autocríticos, damos vuelta rápidamente la hoja y no reflexionamos, negamos la realidad o la minimizamos, creemos haber aprendido y cambiado, pero lejos de hacerlo insistimos en continuar por el mismo camino de negación dentro de un sistema argentino de salud absolutamente agotado.
Hay un agente oportunista que capitalizó nuestros errores, debilidades y distracciones. No nos creímos vulnerables, ignoramos por desinformación o por cansancio los procesos y normas dictados por instituciones o sociedades científicas que creen en la excelencia y en la evidencia como único camino posible para ser menos vulnerables ante lo imprevisto del ser humano.
Como cirujanos tenemos una responsabilidad impostergable, que es hacer lo mejor por nuestros pacientes, nadie puede resignarla o ignorarla, las consecuencias de hacerlo, como vemos, son desbastadoras.
Como institución comprometida en el ámbito de la salud, tenemos el deber de brindar a nuestros cirujanos todas las herramientas necesarias para disminuir la posibilidad de errores e imprevistos en los procedimientos quirúrgicos.
Como pacientes, tenemos el derecho de recibir la mejor medicina posible a pesar de las reiteradas crisis políticas, sociales y económicas que nuestro continente viene experimentando desde hace ya muchos años.
No es casualidad, no es mala suerte, no es un caso aislado, corrimos riesgos y esta vez un maldito hongo lo aprovecho. No bajemos los brazos y aceptemos trabajar en la mediocridad, la Sociedad Argentina de Artroscopia debe reaccionar como lo hizo el Dr. Jorge Santander y trabajar para prevenir, educar y combatir todas aquellas conductas que atenten contra la mejor medicina posible.
La vulnerabilidad ante el peligro en medicina se combate con educación, ética, trabajo en equipo y respaldo institucional. Pero sobre todo se combate con valentía.

Dr. Fernando Barclay
Editor en jefe de la Revista Artroscopia

Overall Rating (0)

0 out of 5 stars

Deja tus comentarios

Enviar un comentario como invitado

0
Sus comentarios están sujetos a moderación por un administrador.
  • No se han encontrado comentarios